¿Qué pasa si pierdo mi tarjeta de crédito o débito?

¿Qué pasa si pierdo mi tarjeta de crédito o débito?
5 (100%) 9 votos

Cuando hemos solicitado un minicrédito, puede darse el caso de que perdamos nuestra tarjeta de crédito o débito durante el tiempo que transcurre hasta la fecha de vencimiento del mismo. Existen dos posibles situaciones en las que la pérdida de la tarjeta pueda ocasionarnos inconvenientes:

  1. La pérdida de la tarjeta al principio del plazo de vencimiento del préstamo: es posible que la pérdida se produzca al inicio del plazo de nuestro minicrédito; en este caso, lo más conveniente es cancelar la tarjeta extraviada y solicitar una nueva a nuestra entidad bancaria; la cancelación de dicha tarjeta será inmediata y en un plazo de 3 a 7 días se te enviará una tarjeta nueva, con distinto número, pero asociado a nuestra cuenta o cuentas, y manteniendo siempre el mismo PIN. Otra posibilidad muy recurrente es la de solicitar un duplicado de la tarjeta perdida; se mantiene el mismo número y mismo PIN, aunque lo más seguro en caso de robo, es solicitar una tarjeta nueva. De darse la situación antes descrita, lo correcto es entrar en la página web donde tengamos pendiente el minicrédito, y en nuestro área personal editar los datos de nuestra tarjeta, de modo que borramos los datos de la tarjeta anterior e introducimos los de la tarjeta nueva y actualizamos la información. De este modo, al llegar el día de vencimiento de nuestro préstamo, la entidad financiadora podrá descontar el importe de nuestra cuenta sin problema.
  2. La pérdida de la tarjeta a pocos días de la fecha de vencimiento del minicrédito: otra posibilidad es la de perder la tarjeta o que nos la roben a pocos días o incluso horas de la fecha de vencimiento de nuestro préstamo. Si se diera esta situación, la forma correcta de actuar sería bloquear la tarjeta (como ya hemos dicho en el punto anterior) y, cuando llegue el día de pagar el préstamo podemos ingresar el importe en una cuenta asociada a la entidad financiadora, cuenta que podremos obtener llamando al servicio de atención al cliente de la entidad, o leyendo las condiciones de pago de la misma en su propia página web. De esta forma evitaremos recargos por impago.